martes, 10 de agosto de 2010

Cagnotto busca su primera medalla

Un día sin medallas. Es lo que pasó ayer a Italia en el Europeo de natación de Budapest. Ha sido terminar con las aguas abiertas y el bronce de Martina Grimaldi, que por cierto regaló la octava medalla azzurra, y empezar con las decepciones. En el primer gran evento sin el entrenador Alberto Castagnetti, muerto el pasado octubre, la primera llegó por la mañana, con la eliminación de Alessia Filippi en los 200 espalda, inesperada ya que la campeona romana no se clasificó ni siquiera por las semis.

La “Pupona” tuvo un año difícil por un problema al hombro que condicionó su preparación hacia el Europeo, y que le impidió participar en sus distancias preferida: los 800 estilo. Lo que más me dolió fue la cuarta plaza de la 4x100 masculina con Filippo Magnini, Marco Orsi, Cristian Galenda y Luca Leonardi, una especialidad donde Italia siempre ganó mucho (sobretodo con el gran Max Rosolino). La derrota contra Suecia debería responsabilizar mucho Orsi y Leonardi, el futuro, y sobretodo Magnini, protagonista de un buen 100, esperando su prueba individual.

Esta mañana en los 1500 Manuel Pizzetti y Federico Colbertaldo se han clasificado para la final mientras que esta tarde Italia se jugará las primeras medallas desde el trampolín de un metro con Tania Cagnotto y Maria Marconi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario