miércoles, 18 de agosto de 2010

Italia cierra el Europeo con un oro

Italia cerró bien el Europeo de natación de Budapest acabando quinta con 17 medallas, 6 de oro, 5 platas y 6 bronces. No se repitieron las 21 de Eindhoven y la segunda plaza en total detrás de Russia, pero acabó bien, en una competición que tenía como gran objectivo lo de encontrar nuevos jovenes en previsión de las Olimpiadas de Londres 2012.

El oro de Federica Pellegrini en los 200 estilo, con nuevo record de los campeonatos, demostró que la reina, a pesar de haber disputado los 400 por una gripe, aún puede mejorar su crono y competir para cuatro medallas de oro en los próximos Juegos, añadiendo 100 y 800 estilo.


En los 800 la lucha será con otra campeona, Alessia Filippi, que casi no disputó este Europeo pero que volverá pronto tras una lesión al hombro. La romana podría dedicarse sobretodo a los 200 espalda y seguir con su carrera favorita, los 1500 estilo. Pero este Europeo nos hizo descubrir sobretodo la estrella de Fabio Scozzoli, el digno heredero de Domenico Fioravanti. Tras el bronce en los 100 braza llegó un fantástico oro en los 50. Suyo el futuro de la especialidad donde habrá que añadir la distancia de los 200. Filippo Magnini, cuarto en los 100 estilo, probablemente ya dió todo lo que tenía pero esperando Lodres, será una referencia para los jovenes que intentarán que vuelva a sus triunfos la 4x100 y 4x200 estilo masculina.


Desde el trampolín Tania Cagnotto y Francesca Dallapè, tras el desastre en el individual de 3 metros, se llevaron el oro en el sincro en la última jornada, llegando a una puntuación inesperada (327.90) pero no única por la pareja que la superó en los mundiales de Roma 2009, llegando a la plata tras la China. Este resultado fue la demostración que ya no se trata de una casualidad sino que tras el bronce de Pekin el objetivo es llegar a la plata en Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario