domingo, 13 de junio de 2010

Análisis Grupo D

El grupo D es uno de los más igualados de la primera fase del mundial de Sudáfrica. Alemania, Serbia, Ghana y Australia lo forman y parece claro que cualquiera de las cuatro selecciones pueden llegar a tener opciones de pasar a 1/8 de final. Los alemanes parten como favoritos para alcanzar la primera plaza y africanos y serbios lucharán por hacerse con ese segundo lugar. Australia en principio parece un escalón por debajo de estos dos últimos, aunque su gen competitivo les hace imprevisibles.

ALEMANIA

Alemania se presenta en Sudáfrica tras haber liderado sin apenas problemas su grupo de clasificación, donde Rusia, Finlandia o Gales fueron los rivales más fuertes. Encaran los teutones el mundial sin quizás un jugador referente que marque las diferencias, pero con un bloque que mezcla experiencia con juventud, mucha juventud, ya que gran parte de los campeones de Europa Sub – 21 del año pasado ya son actores importantes de la Alemania actual.


La baja del capitán Michael Ballack ha supuesto un problema añadido para el técnico Joaquim Löw, que todo parece indicar que suplirá su participación con la inclusión del joven jugador del Stutgart Sami Khedira. Tras la baja del capitán, Schweinsteiger se erige como el gran motor de juego de los alemanes.

El esquema tipo de la selección alemana será un 4-2-3-1. Mertesacker, Tasci y Lahm formarán el grueso de la estructura defensiva teutona. El seleccionador mantiene la duda de con quién ocupar los laterales. Lahm es un fijo, pero su polivalencia le da la opción a Löw de colocar a Badstuber en izquierda, pasando al bajito lateral del Bayern a la derecha o por el contrario contar con Boateng en derecha pasando Lahm al lateral izquierdo.

El centro del campo lo formarán los mencionados anteriormente Schweinsteiger y Khedira. Para la línea de tres situada por delante de los dos mediocentros es donde el técnico alemán tiene más variantes. En principio Podolski tiene una plaza fija escorado a la izquierda y para los dos puestos restantes las opciones son muchas y muy buenas; Desde Müller a Ôzil, pasando por Marin, Trochowski o Toni Kross. Para la punta de ataque, en principio el encargado de marcar las diferencias a base de goles será el especialista en citas mundialistas Miroslav Klose. Junto a él, competirán por un puesto Mario Gómez, Kiessling o la opción más alternativa del brasileño-alemán Cacau.

Una selección alemana que se presenta en Sudáfrica liberada de toda presión, ya que no aparece en ninguna quiniela como una de las favoritas, pero a la que habrá que tener muy en cuenta. Al fin y al cabo, se trata de Alemania, un conjunto que para esta cita mundialista no solo pondrá sobre el tapete verde una camiseta que por si sola ha conseguido numerosas victorias, también presentará en sociedad a una de las mejores generaciones de jugadores alemanes de las últimas décadas.

SERBIA

Un viejo conocido por todos los aficionados españoles como Radomir Antic, será el encargado de exprimir las numerosas virtudes de la selección Serbia, para mí, la favorita número uno a convertirse en la gran revelación del mundial. El conjunto balcánico lideró su grupo por delante de Francia que tuvo que sudar tinta para vencer en la repesca a Irlanda.


La extinta Yugoslavia se caracterizaba por tener grandes jugadores de medio campo hacia delante con calidad y talento a raudales y hombres duros y rocosos en línea defensiva. Pues parece que ese es el sendero que ha tomado Serbia. Una selección con una de las defensas más fuertes de todo el mundial, con centrales de la talla de Vidic, Lukovic, Subotic o Ivanovic (aunque este último jugará de lateral derecho) y una cantidad de variantes ofensivas donde la calidad individual al servicio del conjunto la hacen ser un temible rival.

El sistema de juego que empleará Antic en Sudáfrica será el clásico 4-4-2 con doble pivote en la zona medular, pero con uno de los dos delanteros ayudando muchísimo en tareas defensivas, casi convirtiendo el sistema en un 4-2-3-1 Línea por línea, Stojkovic, será el portero titular. La defensa estará formada por tres de los hombres que antes nombrábamos (Ivanovic, Vidic y Lukovic) y el puesto de lateral izquierdo se lo disputarán el pretendido por el Real Madrid Kolarov y el ex jugador del Zaragoza Obradovic. A priori, el primero parte con cierta ventaja. Ya en el centro del campo, el doble pivote lo formarán el veterano jugador del Inter Stankovic, que es el líder natural del grupo y Milijas, un buen organizador del juego que siempre encuentra la salida óptima del balón. Las bandas son uno de los puntos fuertes de Serbia. Por derecha actuará uno de los hombres más habilidosos del cuadro de Antic; Milos Krasic.

El futbolista del CSKA Moscú ya suena para dar el salto a un equipo de un nivel superior al ruso y es un futbolista con un gran regate y disparo a puerta. Quizás el jugador más desequilibrante de Serbia. Pero si hablamos de gran disparo a puerta, ese calificativo tiene nombre y apellidos en la selección balcánica: Milan Jovanovic. Se trata de un futbolista muy potente, con un tipo de juego diferente al de Krasic, si este hace más daño pegado a banda con su uno contra uno, Jovanovic barre todo el frente de ataque. Es un jugador que no se le puede encorsetar en una banda. Tiene un disparo a portería muy duro y será una de las sensaciones del mundial.

En punta de ataque Serbia cuenta con el gigantón Nicola Zigic. El ex delantero del Valencia es una auténtica estrella en su país y sus características especiales, al ser un futbolista tan alto, no hacen más que dotar a Serbia de un plus de peligrosidad en los balones aéreos y el juego directo. El acompañante de Zigic saldrá de la dupla Lazovic & Pantelic. A priori, Pantelic en el Ajax ha cuajado mejor temporada que Lazovic en el Zenit de San Petersburgo y pinta a titular.

AUSTRALIA

El equipo australiano se presenta a un nuevo mundial, con un equipo un tanto inferior del que desplazó a Alemania en 2006. Aquel conjunto, superaba al actual para empezar en el banquillo, donde se sentaba Hiddink. Su segundo de entonces, Pim Verbbek, es hoy el seleccionador Aussi.


Su Federación de fútbol decidió cambiarse de confederación para encontrar rivales de entidad superior y el resultado ha vuelto a ser el mismo. A pesar de tener enfrente a combinados nacionales de la talla de Japón, China o las dos Koreas, Australia ha vuelto a ser primera de su grupo y se ha plantado en un nuevo mundial, sin mucha oposición previa.

Lo más lógico es que juegue con un sistema 4-2-3-1 donde la línea con mayor calidad será la que compongan los tres mediapuntas. Cahill será el referente de su selección, un equipo que cuenta con la veteranía como un arma de doble filo; por un lado la gran mayoría de sus jugadores tienen sobrada experiencia internacional, pero por otro, la elevada edad de algunos de sus mejores hombres como Bresciano y sobre todo Harry Kewell darán a su juego un estilo lento y previsible.

El once tipo que propondrá Australia en Sudáfrica será el compuesto por Schwarzer en la portería, un cancerbero que conocemos todos los aficionados españoles ya que se midió al Atlético de Madrid en la final de la Europa League frente al Fulham. En defensa el jugador referente será Lucas Neill, central o lateral derecho del Galatasaray, que estará acompañado por Moore, Carney y Wilkshire, aunque este último puede jugar también en posiciones más adelantadas. El centro del campo lo formarán Grella y Jason Culina y la línea de tres mediapuntas estará compuesta por los mencionados Cahill, Kewell y Bresciano.

El primero de todos lleva dos temporadas a un gran nivel en el Everton, mientras que Bresciano aportará como grandes bazas un gran disparo y mucha movilidad. De Harry Kewell no hay mucho que decir. El ex futbolista del Liverpool entre otros conjuntos está en Turquia jugando en el Galatasaray y no llega en muy buen momento tras haber sufrido varias lesiones esta campaña.

Para la punta de ataque, en principio Verbeek contará con Kennedy como titular, aunque Macdonald se perfila como el primer recambio. Un jugador a tener en cuenta es el joven Tommy Oar, rápido extremo y muy habilidoso que juega en el Utrech y espera contar con minutos en Sudáfrica.

GHANA

Es la segunda aparición mundialista de la selección africana. En la primera, en Alemania 06`llegaron a colarse en 1/8 de final y ahora en su propio continente, tienen como objetivo como mínimo igualar los registros de su anterior participación mundialista.


Los hombres de Milovan Rajevac tuvieron bastantes problemas en la 1ª fase de clasificación para el mundial, donde empataron a puntos con selecciones a priori muy inferiores como Gabón o Libia.

Se espera que el técnico balcánico imponga a las ¨ Estrellas Negras ¨ un 4-4-2 como sistema de juego. La defensa es uno de los puntos débiles de esta selección, en principio los centrales deben ser Addo (Roda) y Addy (Bechem Chelsea) flanqueados en las bandas por Sarpei y el joven Inkoom, que relegará al banco a Paintsil, el fuerte defensa del Fulham que ha estado lesionado gran parte de la temporada.

En el centro del campo es donde reside la verdadera fortalece de Ghana. Su gran estrella y motor del equipo, el jugador del Chelsea Michael Essien ha sufrido una lesión y será una de las ilustres bajas del mundial. No solo pierde conceptos futbolísticos Ghana con la baja de Essien, también al auténtico líder de las Águilas Negras. Su puesto será cubierto a priori por el getafense Boateng, que ha cuajado una magnífica temporada en nuestra liga. A su lado estará Annan y Muntari, que formarán a pesar de la gran ausencia del citado Essien, de uno de los centros del campo más fuertes del mundial. En la banda izquierda podremos ver al joven jugador del Udinese Asamoah. La punta de ataque estará formada por Amoah y el fenomenal jugador del Rennes Gyan.

Muy importante para el combinado de Rajevac la baja de su capitán Essien. Tenía muy buena pinta esta selección Ghanesa que veremos como se repone de dicha ausencia. Aún así, la veremos luchando con Serbia y Australia por la segunda plaza de este grupo D tan igualado.

2 comentarios:

  1. Muy bien Alemania ayer, lo mejor de momento del Mundial, gran actuación de Özil, jugador muy interesante, de ascendentes turcos, muchos hijos de turcos empiezan a aparecer en las categorías inferiores alemanas, reflejando la importancia de los inmigrantes turcos en Alemania. Hace años los alemanes trabajaban para los turcos, ahora es al revés, los turcos han progresado mucho en la sociedad alemana y muchos alemanes trabajan para ellos, están mucho más asentados en Alemania y sus hijos nacen allí y cada vez son más los que eligen jugar por Alemania en lugar de Turquía.
    Curioso también en Alemania que bien se pudo dar el caso de que muchos de sus jugadores podrían haber elegido otra selección, además del caso de Özil (pudo jugar con Turquía), tenemos a Klose y Podolski (Polonia), Marko Marin (Bosnia), Cacau (Brasil), Mario Gómez (España)...
    Ayer también Müller confirmó las buenas sensaciones que nos dejó en la temporada con el Bayern, gran descubrimiento de Van Gaal.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Alemania desde hace mucho tiempo no veía una generación tan talentuosa.Özil como dices, y Muller son unos de estos grandes. La goleda de Alemania pero no debe engañar ya que Australia fue inesistente, y jugó sin delanteros en todo el partido. Tal vez, aunque parezca absurdo, Alemania se beneficiará de la baja del capitán Ballack, jugador que se ha perdido por el camino. Y como siempre, llegará hasta el final porque es una de esas selecciones, como Italia y Brasil, que al fin y al cabo siempre están allí. Un saludo!

    ResponderEliminar