martes, 15 de junio de 2010

Análisis Grupo G

La selección española mira de reojo al Grupo G. De ahí saldrá su rival si supera el primer escalón del Mundial. El choque no será fácil.

Brasil y Portugal, a priori, son los favoritos para pasar a octavos, aunque Costa de Marfil, la gran esperanza africana, podría dar el susto. Muy pocas opciones para Corea del Norte en un grupo en el que se habla portugués y se juega muy bien al fútbol.

Brasil

La pentacampeona del mundo llega a Sudáfrica, de nuevo, como una de las favoritas. Algo tiene que pesar el historial que atesora en los Mundiales. Aunque, por supuesto, no vive del pasado, sino de resultados recientes y presentes como la Copa Confederaciones. Como ejemplo, esos amistosos previos a la cita mundialista: 0-2 ganó a la República de Irlanda, 0-3 a Zimbabue y, el último, contra Tanzania, lo resolvió con cinco goles a uno.


No hay que hacer grandes descubrimientos en esta selección. Quizás el único pero es que, en estos momentos, sí que podría haber un equipo que le haya destronado de ser el abanderado del jogo bonito: la España del tiqui-taca. Pero eso no la convierte en inferior ni menos favorita. Brasil siempre es Brasil.

Y más, con jugadores como Kaká que, aunque con una temporada bastante discreta y por debajo del nivel al que nos tiene acostumbrados, sigue siendo la estrella indiscutible entre los hombres de Dunga. Él será la pieza clave del engranaje de la Canarinha.

Pero no la única pieza. Hay que estar pendientes de jugadores como Robinho. Sus vaivenes entre Manchester City y Santos le han coartado la regularidad esta temporada, pero la espinita intentará sacársela en el Mundial. Y puede ser un jugador muy importante si le funciona la conexión con Kaká.

Otros nombres a tener en cuenta serán los de Luis Fabiano, Dani Alves, Maicon y el guardameta Julio César. Éstos últimos han cuajado una gran temporada en la consecución del triplete interista.

Parece claro, por tanto, que Brasil tiene bazas de sobra para que no se le escape su sexto Mundial. Eso sí, con permiso de otros rivales. Principalmente, La Roja, que podría ser su rival en octavos. Un cruce que a muchos les gustaría ver bastante más adelante. En la final, por ejemplo.

Corea del Norte

Corea del Norte es con toda seguridad la selección por la que menos se apuesta en este grupo G. Sin embargo, no hay que descartar que se trata de un campeonato del mundo y que podría dar la sorpresa. Su antecedente de cara al optimismo es la victoria ante Italia en 1966, en su primera participación mundialista, y que apeó a la azzurra de aquel Mundial en Inglaterra.


Pero de eso hace mucho tiempo y ahora no parece que los norcoreanos tengan la capacidad suficiente como para plantar cara al resto de combinados del grupo. Su estilo de juego tiene la particularidad de que tiende al contraataque y suele parecer ultradefensivo en función de las necesidades. Muy difícil lo tiene para clasificarse para octavos aunque, si de algo no hay duda, es que intentarán luchar cada partido.

Para ello se apoyarán en su principal figura: Jong Tae-Se. Es la estrella del equipo, tras haber logrado 15 goles en tan sólo 22 encuentros como internacional. Curiosamente, juega en el Kawasaki Frontale, en la liga japonesa. Es un delantero rápido (le apodan el ‘Rooney norcoreano’) y muy efectivo de cara a portería. Nació en Corea del Sur, aunque pidió la nacionalidad norcoreana para compensar que la federación le financiara la escuela de fútbol donde se formó.

La selección comandada por Kim Jong-Hun empieza con todas las dificultades el Mundial: ante Brasil. Contará, en todo caso, con otros jugadores a tener en cuenta, como el delantero Hong Yong-Jo, uno de los pocos futbolistas de esta selección que juega en una liga extranjera (al igual que Jong Tae-Se). Lo hace en el campeonato ruso.

Kim Yong-Jun es otro de los nombres a seguir. Sólo tiene 26 años, pero es el jugador con más internacionalidades del equipo. La nota curiosa es que este centrocampista no podrá jugar como tal. Sólo podrá ejercer de portero, ya que Corea del Norte no seleccionó a un tercer cancerbero para el Mundial y la FIFA obliga a que asuma esta posición otro jugador.

Costa de Marfil

Costa de Marfil, invicta en los partidos de clasificación, tiene poco que envidiar a otras selecciones y cuenta con muchos jugadores en clubes europeos. ‘El Elefante’ –así es como se la conoce– ha tenido mala suerte en un sorteo que les ha llevado a uno de los grupos más difíciles. No obstante, las expectativas están ahí, y muchos la ven más favorita que Portugal para pasar de fase.


Los ánimos de los marfileños habían decaído con la lesión de Didier Drogba, pero parece que el mayor valor del combinado dirigido por Sven-Goran Eriksson sí que disputará la primera fase en su totalidad, comenzando por el partido frente a Portugal el 15 de junio. Encuentro importantísimo para su clasificación para octavos.

Con Drogba, la selección marfileña gana en la contra y en la creatividad. Otro indiscutible es Gervinho. El delantero del Lille ha realizado una muy buena temporada y a sus 22 años se perfila como el que liderará la selección cuando falte Drogba. Habrá que estar atentos a él durante esta Copa del Mundo.

Aunque el equipo tiene una potente línea ofensiva, la parte de la zaga es más inestable y por eso el seleccionador, Sven-Goran Eriksson, pedirá más compromiso defensivo a sus extremos. Los hermanos Kolo y Yayá Touré tendrán un papel fundamental para mantener la estabilidad en la relación ataque-defensa del equipo.

Portugal

Pepe, Deco, Cristiano Ronaldo, Tiago, Simao… Nombres destacados en el fútbol conforman el plantel de la selección lusa que intentará recuperar el espíritu del equipo que llegó a las semifinales en 2006.


La ausencia de Nani por lesión es un duro golpe para una selección que siempre ha acusado la falta de delanteros decisivos. En lugar del temible delantero del Manchester United, Carlos Queiroz ha llamado a Ruben Amorim (Benfica), pero el testigo de Nani podría tomarlo Danny (Zenit), que tuvo una gran actuación en la Supercopa de Europa de 2008. Uno de ellos acompañará a Liedson, brasileño nacionalizado con gran experiencia y rapidez que ocupará un puesto que estaba cojo en el combinado portugués: el de delantero centro; y al astro Cristiano Ronaldo.

Ronaldo tiene pendiente en su currículum destacar con su selección. En el Mundial de Alemania todavía era un crack en potencia, en la Eurocopa no estuvo a la altura. Tras una temporada tirando del carro del Real Madrid está preparado para afrontar el reto. La presión no es poca: las cámaras le apuntan a él más que a ninguno, es la estrella del Mundial. Ahora tiene que demostrar que lo es también por jugar bien con el conjunto luso.

Otro bastión del equipo, Pepe, vuelve a los campos tras recuperarse de una lesión que le apartó de los terrenos de juego en diciembre. Si está en forma, los rivales sufrirán la diferencia. Sin duda, una gran noticia de cara al partido contra Costa de Marfil, donde Portugal prácticamente, y sin contar con las sorpresas habituales de estos eventos, se juega el pase. También veremos a un Deco extra motivado, ya que se despide del equipo nacional portugués en Sudáfrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario