miércoles, 30 de junio de 2010

El mundial lejano

Estámos mal acostumbrados y un día sin fútbol nos parece aburrido, casi inútil. En el primer descanso del mundial sudáfricano hay espacio para hablar de lo ocurrido, de esquémas de juego, de doble pivote, de errores arbitrales e incluso de fichajes. Cuando no hay fútbol jugado, hay que buscarse la vida para seguir hablando de lo que más nos gusta.


Es increíble ver como la información cambia de país en país. En Italia el mundial es como si no existiera, el recuerdo que queda es lo de las vuvuzelas, que aún aníman estas noches de verano. Pero es un recuerdo lejano de un pasado cercano, único testigo de que Italia también estuvo allí. El resto mejor olvidarlo. En España sin embargo ya celébran la posible semifinal por qué Paraguay no parece preocupar.

Paraguay. Este equipo aún me provoca un poco de rabia, ya que en su sitio, podíamos y debíamos haber estado nosotros a complicar, cómo siempre, los planes de la Roja, o por lo menos a meterle un poco de presión encima ya que un cuarto contra Italia, desde Usa ’94, siempre ha sido una lucha constante.


Tassotti - Luís Enrique, un pasado inolvidable que casi nos valió otro título mundial, superado por un Di Natale - Casillas, que sí sirvió por la segunda merecida Eurocopa de la Roja. Cuando el presente no te emociona hay que buscar en los recuerdos esperando que el futuro vuelva a ser bonito cómo lo que hace tiempo vivímos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario