sábado, 5 de junio de 2010

Francesca Schiavone vuelve a levantar el tenis italiano

Los sueños existen y si luchas hasta el final, si cres en ellos, llega el día en que se cumplen. Con sus 29 años Francesca Schiavone acaba de ganar el partido más importante de su vida escribiendo una de las paginas más preciosas del tenis italiano. Por primera vez en la historia una italiana llegaba a una final del Grand Slam, por primera vez en la historia del Roland Garros la numero 17 del ranking Atp y además una italiana, ganó este torneo.


No hay palabras para definir lo que Francesca hizo esta tarde contra Samantha Stosur, una adversaria que la había derrotato en cuatro ocasiones y que hoy tuvo que rendirse a la determinación de una luchadora que poco a poco, se ha ganado un sitio en la leyenda. Ahora Francesca, que tras meterse en la final ya era numero 7 del ranking, ha superado propio la australiana y ya es la numero 6 de la Atp.

Un traguardo que parecía imposible y que poco a poco se ha transformado en realidad. De un golpe la Schiavone ha recogido todo lo que había sembrado en estos años donde el trabajo y creer en las propias potencialidades fortalecieron su personalidad y su forma de ser, a veces dura pero siempre sincera, real.

La dedicatoria ha sido por todos aquellos que creieron en ella en estos años y que a pesar de las derrotas siguieron esperando que algun día llegase una final, tras tantas aventuras terminadas en cuartos. Es cierto que la lesión de Dementieva en la semifinal, cuando Schiavone ya había ganado el primer set, la favoreció pero en todo momento la italiana dió la impresión de controlar el partido, tanto la semi cómo la final, jugando su tenis agresivo y variado, sirviendo muy bien a la primera y bajando a red para controlar los ataques aversarios.

Esta victoria demuestra que el tenis italiano, por lo menos el feminino se está desarrollando muy bien ya que por cuarta vez en los últimos cinco años Italia se jugará otra final de la Fed Cup. Eso es el sintoma que las victorias no fueron casualidad ya que también otra tenista azzurra, Flavia Pennetta, a partir de mañana volverá a ser numero 10 del mundo. Dos italianas entre las primeras diez de la Atp es algo que nunca pasó en la historia y que regala a Italia el momento más mágico del tenis en falda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario