martes, 11 de mayo de 2010

Atlético e Inter: la impaciencia de ser grandes

Suele pasar que a veces llevas esperando un momento toda una vida y luego cuando está a punto de llegar, la impaciencia se apodera de ti. Te tiemblan las manos, la voz y un escalofrio recorre tu cuerpo. Mañana los aficionados del Atlético de Madrid podrían cumplir un sueño, realizar un deseo, levantando la primera Copa Europa de su historia.

Los más jovenes hinchas colchoneros no recuerdan la sensación de ganar un trofeo de prestigio, ese mismo sentimiento que provocó la Recopa contra la Fiorentina de 1962 y la Copa Intercontinental de 1974 contra el Independiente, caso unico en la historia de un conjunto que participó y la ganó sin haberse llevado la Champions League. Eran otros tiempos, imagenes en blanco y negro de un deporte donde lo importante no era solo el dinero, sino el orgullo, el prestigio, luchar para unos colores, una afición, para el amor hacía un equipo.


El Atlético es un poco como el Inter, si no sufriera no sería él. Y entonces, en el año en que los rojiblancos podrían llevarse un historico doblete, el conjunto neroazzurro hace lo suyo con la posibilidad de un historico triplete para él y para Italia. Estamos en los mismos años, 1965 para ser exactos, mismo fútbol en blanco y negro, mismas emociones y recuerdos inolvidables de un equipo que hizo enamorar el mundo, la Grande Inter del Mago Helenio Herrera, alineación que se repite sin coger aire, como una poesia. Sarti, Burgnich, Facchetti, Bedin, Guarneri, Picchi, Jair, Mazzola, Peirò, Suarez, Corso. En San Siro 1-0 de Jair contra el Benfica y apoteosis del capitán Armando Picchi y del jugador simbolo, Giacinto Facchetti, bajo la lluvia incesante.


Pero esto ya es historia y ahora Atlético e Inter enfrentarán cada uno sus miedos y sus batallas para un día ser recordados como los más grandes.
Después de una vida o de 45 años, para los que sueñan, los que aún se emocionan, los que de fútbol viven y mientras tanto se cabrean, despotrican, sufren y lloran, la espera sólo es un adversario más en el camino hacía la felicidad. Y entonces
Aupa Atléti! Forza Inter! A ganarlo todo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario